lunes, 15 de junio de 2009

Regresiones Progresivas…King Crimson

Como el fuego que lleva el hombre dentro para dar vida a lo material, los integrantes de una agrupación que se convertiría en la punta de lanza de uno de los movimientos de la música más importantes del mundo. El “rock progresivo” mantiene la escencia del jazz y las fusiones altamente niveladas con la música clásica. Este movimiento nace en 1968 con un origen en el rock psicodélico. Se formó en noviembre de 1968 en Inglaterra por Robert Fripp y Michael Giles después que disolvieron su primer intento de grupo llamado Giles, Giles and Fripp, el cual habían tenido con Peter Giles, el hermano de Michael.

Los músicos reclutados por Giles y Fripp para su nueva agrupación fueron el guitarrista Greg Lake quien haría de bajista y cantante, el letrista Peter Sinfield y el compositor Ian McDonald. En 1969, el grupo debutó de teloneros de los Rolling Stones en un concierto en el Hyde Park, y grabó su primer disco "In the Court of the Crimson King", también realizaron su primera gira por Europa y Norteamérica. A finales de año surgieron tensiones y diferencias creativas que desembocaron en la salida de Michael Giles e Ian McDonald de la banda quienes al año siguiente grabaron un álbum con el nombre de McDonald and Giles. El disco “In the Court of the Crimson King” es el primer álbum publicado por el grupo en el año 1969.

Es usualmente considerado el primer álbum de rock progresivo. Este álbum se destaca por la combinación de las letras y la instrumentación con importante influencia de jazz y música clásica. Si bien otros artistas habían fusionado a estos géneros con el rock, el debut de King Crimson tuvo una atmósfera mucho más oscura y reflexiva, en gran parte gracias a las ideas de Peter Sinfield, quien escribió las letras. Además, es uno de los primeros álbumes que se destacan por sus largas canciones algunos con partes con nombre propio, con muchas improvisaciones y muy complejas, su concepto y su arte de tapa diseñada por Barry Godber.

En los ochentas con nuevas dudas y la efervescencia de la música tecno y el pop electrónico surge la necesidad de cambiarlo todo. El regreso de King Crimson es más que discutible. Su calidad cae estrepitosamente hasta caer en un vulgar pop progresivo, El sintetizador se erige como una máquina demoníaca que lo cambia todo para mal. Fripp reunió Bruford y a dos nuevos integrantes Tony Levin y Adrian Belew siendo el germen de una magnífica época años después. Los años noventa no se presentaron como con buenas sensaciones por el género, King Crimson vuelve a revitalizarse y reinventarse. "Dreamer"
video

No hay comentarios:

Publicar un comentario