martes, 25 de mayo de 2010

Un viaje por el Arcoíris que sucumbió en la línea del tiempo… “DIO”

Un claroscuro se revierte en los cielos del planeta al sucumbir un Dios del Metal. Reminiscencias desde el Infierno que sobrevolaron los escenarios llevando a cada voluntad la esencia del heavy metal, desde la música hasta su señal que hoy día se reproduce en cada concierto donde hay rock. Clara y luminosa estela que se postró ante los Dioses para sorprender con el enigma de su instrumento, la voz, y llevar al paradisiaco terreno de los sueños la cadencia necesaria del eterno y siempre bien venerado amor por lo grandes acordes que reverenciaron y eclipsaron en toda su esencia a la música con alma.

DIO, torrente de ilusiones que no se marcharán con el tiempo. La Eternidad guardará en su sentimiento las exquisitas sensaciones que marcaron desde las alturas, corredores excitantes… todo el ingenio que se manifiesta en la más compenetrada alabanza a las hechizantes tonalidades que se produjeron desde lo más profundo de su corazón…

Ronald James Padavona mejor conocido como Ronnie James Dio nació en Portsmouth, New Hampshire, Estados Unidos el 10 de julio de 1942. Alcanzó la fama y el reconocimiento por su esfuerzo y trabajo en grupos como “Elf”, “Rainbow”, “Black Sabbath” y “DIO”. Por su inconfundible técnica, timbre y registro es considerado una de las voces más emblemáticas de la historia del heavy metal. Algunos clásicos fundamentales de su discografía figuran “Ritchie Blackmore's Rainbow” 1975, “Rising” 1976 y “Long Live Rock & Roll” 1978, de su etapa en “Rainbow”, con Black Sabbath, “Heaven and Hell” 1980, “Mob Rules” 1981 y “Dehumanizer” 1992 y por último, “Holy Diver” 1983 y “The Last in Line” 1984 con su propia banda, DIO y sus primeros pasos en el rock and roll hacia 1956-57, cantando y tocando el bajo y la trompeta, en bandas como Red Caps y Ronnie and the Prophets. Durante la década de los sesenta, su música evolucionó del rock and roll cincuentero a un sonido con más influencias de Los Beatles, pero siempre con un toque Rythm & Blues. Hacia finales de los '60, su banda se convierte en The Elves, nombre que pronto mutaría a simplemente ELF. En 1971, el guitarrista de Deep Purple, Ritchie Blackmore vio gran potencial en el grupo Elf y decidió grabar un disco al margen de Deep Purple con los miembros de Elf llamado Ritchie Blackmore's Rainbow. Al principio este grupo no iba a realizar giras ni conciertos, pero en ese mismo año 1975 Ritchie se separó de Deep Purple y decidió dedicarse en exclusiva a Rainbow, y entonces reclutó definitivamente a Dio y grabó con Rainbow Rising 1976, “On Stage” 1977 y “Long Live Rock and Roll” 1978, discos que dejaron grandes canciones como “Man on the Silver “Mountain”, “Long Live Rock and Roll”, “Stargazer”, “Sixteen Century Greensleeves., Después de la grabación de “Long Live Rock and Roll”, Dio dejó el grupo que más tarde pasaría a ser más comercial con la llegada de Graham Bonnet y dejaría de lado la imaginería medieval que abundaba en los discos que realizaron juntos Blackmore y Dio.


video

Dio entró como vocalista en una de las más grandes bandas de los '70 y que había definido a principios de esa década los cimientos de lo que más tarde se denominaría heavy metal. Reemplazó a Ozzy Osbourne que entró en tratamientos de desintoxicación por su afición a la bebida y otras sustancias. Un dato: Ozzy Osbourne dijo a Dio que se asegurase de llevar chaleco antibalas si se atrevía a cantar “Paranoid” e “Iron Man” en vivo ya que sería él mismo quien lo mataría. Con Ronnie, Black Sabbath grabó “Heaven and Hell” 1980, “Mob Rules” 1981, “Live Evil” 1982 y “Dehumanizer” 1992, dejando grandes temas como “Children of the Sea”, “Die Young”, “Heaven and Hell”. Después de la edición del disco en directo, Dio abandonó definitivamente Black Sabbath y regresa en 1992 para grabar “Dehumanizer”, para fundar su propio grupo, llamado “Dio”. Debutó en 1983 con “Holy Diver”, con éxitos como “Stand Up and Shout”, “Rainbow in the Dark”, “Don't Talk to Strangers”, “Holy Diver..”. En la portada se veía a un demonio lanzando a un clérigo encadenado al mar. Dio siguió sacando grandes discos de Hard Rock y Heavy Metal durante los ochenta: “The Last in Line” 1984, “Sacred Heart” 1985, “Intermission 1986 y “Dream Evil” 1987. Y en los 90 “Lock up the Wolves” 1990, “Strange Highways” 1994, “Angry Machines” 1996 y el directo “Inferno-Last in Live” 1998. Sus últimos discos de estudio han sido el conceptual “Magica” 2000, “Killing the Dragon” 2002 y “Master of the Moon” 2004. Durante su última gira grabó el directo “Holy Diver Live” 2006, disco que estaba presentando actualmente. Desde los 70 fue él quien ha venido popularizando el popular signo del Heavy Metal, “la corna” o “mano sacando cuernos”.

video

A pesar de tener 67 años, continuó grabando discos, realizando giras y conciertos. Volvió a reunirse con los antiguos miembros de Black Sabbath en “Heaven and Hell” y realizaron una gira mundial para el 2007-2008 donde pasaron por Europa, Asia, EE. UU., México y Sudamérica. En el 2006 tuvo una participación en la película “Tenacious D: The Pick of Destiny”, de Jack Black y Kyle Gass, componentes del grupo “Tenacious D”. En 2009 salió a la venta el nuevo disco de la formación de Heaven and Hell llamado “The Devil You Know”, este CD contiene diez canciones nuevas y sería motivo para una gira mundial. El primer single de dicho álbum se llama "Bible Black".

En noviembre de 2009 se le diagnosticó un cáncer de estómago. Su mujer y representante, Wendy Dio, fue la encargada de informar a los medios de la situación de su marido. En el propio comunicado afirmó: "Vamos a empezar el tratamiento de inmediato en la Clínica Mayo. Después de que mate al dragón, Dio volverá a los escenarios, a los que él pertenece y hará lo que más le gusta: actuar para sus fans”. Sin embargo, este 16 de mayo de 2010 falleció a causa del avance de la enfermedad.

video

Un tributo a una de las mejores personalidades de la escena del rock. Virtud que desde el crepúsculo seguirá brindando luz al rock en todas sus manifestaciones. Diseño de pensamientos abstractos que seguirán bajando y descendiendo en los niveles más profundos de un corazón empeñado a seguir en el sinuoso camino y a promover la tradición ejemplar del mejor rock and rollo surgido desde el inicio del mismo.

El pasado de un recuerdo que se remonta hacia un viaje de ensueño, vuelve a cristalizar la emoción que enmarca el cálido momento del recuerdo y desborda el ingenio y reconocimiento de las formas que anidan en el crepúsculo de la trascendencia. Los paraísos son incomparables y la armonía hace gala del profundo eco que asimila la mente; conexión con la universalidad de las ideas, espasmo por el gran espectáculo transgrede el génesis de la creación. Hacia la Eternidad… "Dreamer"

No hay comentarios:

Publicar un comentario