miércoles, 6 de octubre de 2010

Rock y vida o Vida y rock... capítulo Cuatro

Mi primer concierto en vivo... Kiss!!!!!!

Amigos ahora que anduvo Kiss por tierras aztecas, me hizo recordar mi primer concierto en vivo, ¡como olvidarlo¡, fue impactante para mí. Y es que la verdad para mucha gente de mi generación - aquellos que andamos ya en los cuarentas-, nuestra primera banda de rock fue Kiss, no se en que consiste pero de chavo Kiss es la primera banda con la que uno se identifica y obvio no fuí la excepción.

Recuerdo que allá por el año de 1979, sonó en grande el concierto de Kiss. En cuanto lo supe luego luego fuí con los amigos, cuates, complices o compinches de desmanes para darles la gran noticia, - ¡Que creen culeyes! kiss en concierto, va a estar de poca... será fregón poder verlos -, de inmiediato el pinche "Trabucles", (un cuate también bien rockanrolero) se apunto para que fueramos a verlos.

Comenzamos a hacer ideas de como disfrutarlo: la primera idea fue maquillarnos como ellos, - clarín, asi debemos presenciarlo bien maquillados- , la cosa era ¿con qué nos maquillamos? pues sin pensarla de más agarramos los maquillajes de nuestras hermanas y de las mamás para transformarnos en el niño estrella, (que por cierto le toco al "trabucles" y más bien parecía travesti el canijo); a mí, pues me toco del Demon, (con mi lengua que apenas asomaba al labio inferior), pero eso sí yo bien Simmons; a mi amigo "Chivo" del Gato, (aunque pinche gato más flaco que nada) y el hombre espacial le tocó al buen "Cochi", un chico espacial algo pasado de peso. Ahora si, los cuatro ahí listos para nuestro primer gran concierto.

Un día antes del gran evento, me acerco a mi señor padre y le muestro la foto del periódico donde ya se anunciaba el concierto y le dije: - Mira papá... ¿cómo ves? -, a lo que el cabula de mi padre me dijo - ¡Mira, que bien hijo, ¿en qué circo estarán esos payasitos para ir a verlos?... -. No, pues me calente y así de a tú le dije: - Mira Alfonso, calmate, es un grupo de rock y quiero ver su concierto... - bueno, la neta es que no le dije así, porque en ese entonces decirle a si a mí padre me hubiera mandado con buen maquillaje de sangre como Gene Simmons, ¡pero real¡, así que la verdad sólo le dije: - ¡No papá, es mi grupo de rock favorito y quiero verlos!-. Sólo asintio la cabeza y ya no supe si fue un sí o un no.

La emoción estaba al máximo, los cuatro amigos esperando la hora del concierto, tratando de adivinar cuáles canciones cantarían, yo pense - de seguro a huevito cantan la de Carisma y la de 100 mil años - que era mí favorita por ese gran sólo de bataca que se aventaba Peter Criss, además, pues ya sabíamos de las famosas presentaciones de Kiss en vivo, con luces explosiones, sangre y demás show que siempre han tenido estos monitos... viéndolo bien igual y mi padre no estaba lejos de pensar que estaban en un circo, pero pues lo importante para nosotros era poder verlos.

Se acercaba la hora. A las 11 de la noche estaba programado este gran concierto...aunque, he de aclararles una cosa: se trataba de un concierto de Kiss grabado en Japón y que sería transmitido por televisión abierta. Ya mero y en ese año del 79 se iba a presentar Kiss en vivo en la ciudad de México¡¡¡¡¡, ya saben "papá gobierno" no lo veía bien (no sea que la masa se alborotara y provocara cosas que no les convendrían)

En fin que, ya muy cerca de la hora, pues con mis tres amigos nos aprestamos para ver el concierto, ya maquillados y listos para prender la vieja televisión Zonda... pero ¿qué creen? no contaba yo con que ese día a esa misma hora mi papá se sentaba a ver su programa policiaco favorito, un programa llamado "Canon", donde el protagonista era un cuate ya maduron gordito y pelón, así que la vieja Zonda se prendió pero para sintonizar al excelente detective pelón "Canon", así que a formular un plan de emergencia... faltaban minutos y no teniamos opción de donde ver el concierto, afortunadamente los dioses del rock estuvieron con nosotros, porque el papá del "Trabucles" se condolió y nos dejó ver el concierto, a través de la ventana de su casa alzó sus cortinas y sintonizó nuestro concierto, (que por cierto, ni completo lo pasaron, duro sólo una hora, pero eso sí cerraron esa transmisión con la canción de 100 mil años,). De lujo carnalitos.

En fin amigos, que la semana pasada me fuí a conseguir boleto para el concierto de Kiss en el Palacio de los Deportes, no para mí, sino para mí latigo, quien sigue siendo super fan de esa banda, aunque tambien me sigue gustando, pero más por los viejos recuerdos como mi primer banda idolo. Camino a la taquilla a las afueras del palacio de los deportes me dio gusto ver a gente ya veterana como yo en busca de su boleto, pero lo mejor fue ver a grupos de chavitos de entre 12 y 15 años maquillados de la mano de sus papás para comprar sus boletos. Si bien ahora los cautro amigos que lo vimos hace 31 años por televisión con eso nos conformamos, veo a las nuevas generaciones teniendo la oportunidad de verlos en vivo, ¡que felicidad que ese viejo movimiento sigue moviendo la emoción de los niños de ahora como lo hizo con mi banda de amigos hace ya muchos años¡... ¡viva el rock amigos! ... el Adicto.

Les dejo este video que el Rockger proporciona para esta cuarta parte, se trata de la canción Black Diamond en vivo la semana pasada en el Palacio de los Deportes de la ciudad de México.


video

3 comentarios:

  1. oh, cielos, aun no me he lavado la cara de tanta emocion que me embarga. Y ahora que? hay que esperar otros 6 años, no sean asi¡¡¡ Saludos al adicto de parte de la abstinente

    ResponderEliminar
  2. Que buenos recuerdos Adicto de tu incurcion kissneana ,en el 81 se iban a dar una vuelta pòr aqui pero las "botas" los prohibieron ,me tuve que conformar años despues en su visita ya desenmascarados jejeje
    Un abrazo my friend hasta el D.F.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Luther... el Adicto agredece tu coimentario.

    ResponderEliminar