miércoles, 7 de octubre de 2009

De la paranoia a las soluciones suicidas… “Ozzy Osbourne”

Un majestuoso emblema del rock y padre del mismo género que dota a la escena musical de una fuerte personalidad, carisma, fusión, irrealidad, ensueño y elocuencia infernal. Arriba Ozzy haciendo gala en cada movimiento, en cada locura, en cada palabra, un virtuoso en toda la extensión de la palabra; un guía en la oscuridad de los escenarios.

Un demonio alcohólico al que el tiempo se ha quedado en él y sobre la línea del tiempo ha matizado los dramas que se obtienen de la misma, catapulta de escenarios irreverentes y alucinaciones desde lo más oscuro de su peligrosa vida. Aún continúa escenificando al mismo demonio compartiendo excesos desde esta vida. Ozzy Osbourne fue despedido de Black Sabbath en 1979 debido a su adicción a las drogas y al alcohol. Fue reemplazado por el ex-Rainbow Ronnie James Dio. Más tarde debe afrontar el divorcio de su primera esposa Thelma, y se ve envuelto en una profunda depresión, que lo llevó a permanecer días enteros solo en un cuarto de hotel. Es ahí cuando Sharon Arden lo convence para que continúe con su carrera musical.

A finales de los setenta empezó a gestarse un proyecto que pasaría a llamarse Blizzard of Ozz. La primera alineación de esta formación fue Lee Kerslake, ex-Uriah Heep, Bob Daisley, ex-Rainbow y el guitarrista Randy Rhoads, ex-Quiet Riot. La compañía discográfica supuso que el nombre de Ozzy Osbourne vendería discos por sí solo, así que decidieron cambiar el nombre a la agrupación, que pasaría de llamarse “Blizzard of Ozz” a llamarse simplemente “Ozzy Osbourne”. Un segundo álbum “Diary of a Madman”, fue considerado por algunos como una obra clásica de metal, contando con la composición de Bob Daisley y el impresionante trabajo en guitarras de Randy Rhoads (quien fue incluido entre los mejores 100 guitarristas por la revista Rolling Stone), evidente en canciones como Over the Mountain y Flying High Again, recordadas por sus pegadizos riffs y sus solos llenos de virtuosismo.
video

En marzo de 1982, el guitarrista Randy Rhoads perdió la vida en un absurdo accidente aéreo, junto a él fallecieron el piloto Andrew Aycock y la maquilladora Rachel Youngblood. Dada esta gran pérdida, Osbourne cayó una vez más en una profunda depresión. El primer reemplazo fue el guitarrista ex-Gillan Bernie Tormé quien tomó las riendas de la guitarra una vez la gira fue reanudada; sin embargo, Torme no pudo soportar la presión de tener que aprender tan rápidamente las canciones y de aparecer frente a un público que aún no asimilaba la muerte de Randy.

Su participación con la banda duró algo menos de un mes. Durante una audición para guitarristas en el cuarto de un hotel, Ozzy descubre a Brad Gillis, ex-Night Ranger y lo contrata de inmediato. La gira continuó, culminando en la rendición en directo de “Speak of the Devil” grabado en The Ritz, en la ciudad de Nueva York.
video

En los años ochenta la carrera de Ozzy se centró en dos objetivos: continuar haciendo música sin Randy Rhoads y permanecer sobrio. El guitarrista Jake E. Lee de bandas como Ratt, Rough Cutt y de Ronnie James Dio al cuál literalmente se lo quitó de la formación post-Sabbath se convirtió en miembro de Ozzy Osbourne en 1983 para la grabación de un nuevo disco. El resultado sería “Bark at the Moon”, contando con Tommy Aldridge en la batería e incluyendo a Don Airey, ex-Rainbow en los teclados. Hasta 1986 no se volvió a tener noticias de un nuevo disco, con la publicación de “The Ultimate Sin”, esta vez con el bajista Phil Soussan y el baterista Randy Castillo.
video

Jake E. Lee abandona la banda en 1987, al parecer debido a diferencias en el sonido que estaba tomando la agrupación, sin dar razón alguna para formar la banda Badlands. Tras una larga búsqueda aparece el nombre de Zakk Wylde, un talentoso joven que impresionó de inmediato con su estilo y rapidez. En 1988 se lanza No Rest for the Wicked, donde Randy Castillo se mantuvo como baterista y Bob Daisley retornó nuevamente a la composición. La subsecuente gira trajo consigo la inclusión de un viejo amigo y compañero de Ozzy en Black Sabbath, Geezer Butler a cargo del bajo. De esta gira se grabó un EP titulado Just Say Ozzy. En 1989, Ozzy Osbourne hizo parte del concierto Moscow Music Peace Festival realizado en Rusia y compartiendo escenario con bandas importantes de la época como Scorpions, Bon Jovi, Skid Row, Mötley Crüe y Cinderella.
video

El disco “No More Tears” abrió los años noventa. En este punto de su carrera, Ozzy expresó estar cansado de las giras y proclamó su "retiro" mientras se lanzaba Live & Loud, un disco en directo que contenía los mejores momentos de la gira de “No More Tours”. El catálogo de Ozzy Osbourne fue remasterizado por completo en 1995. Ese mismo año revertió su decisión de retirarse y volvió nuevamente al estudio para grabar el disco “Ozzmosis”. En 1997 lanzó al mercado su primera recopilación oficial, un disco doble llamado “The Ozzman Cometh”, que incluía versiones inéditas de canciones de Black Sabbath y los mayores éxitos de su carrera como solista.
video

En 1998 emprende una pequeña gira por Australia y Nueva Zelanda donde se le unen Zakk Wylde, Randy Castillo y Mike Inez. A finales de los noventa, Ozzy y su esposa Sharon crean el Ozzfest, una serie de conciertos en la que nuevas bandas de metal hacen su aparición. Agrupaciones como Linkin Park y Slipknot usaron Ozzfest para lograr éxito comercial. Pero en 1997, en West Palm Beach, bajo el marco del Ozzfest, inició la reunión de Ozzy con los miembros originales de Black Sabbath. Así, revive nuevamente la formación Osbourne-Iommi-Butler-Ward.
video

En 2007 se lanza al mercado “Black Rain”, el nuevo disco de Ozzy, publicado el 22 de mayo en el que se puede escuchar un sonido más moderno, con similitudes al sonido de Black Label Society, la banda de Zakk Wylde. Fue la imagen de Blizzard en la campaña publicitaria de la segunda expansión de World of Warcraft. En julio de 2009 Ozzy Osbourne aclara la salida del guitarrista Zakk Wylde puesto que su material empezaba a no ser un sonido de Ozzy sino mas bien un sonido muy parecido al de Black Label Society. Osbourne realizó una audición al guitarra principal de Rob Zombie, John 5, aunque finalmente fue elegido el guitarrista Gus G.
video

El renacer de la esperanza ante la muerte, hace que se viva cerca de la plenitud de una vida que ha pasado por años en el eterno retorno. Es la obra de la magnificencia que despierta a través del recuerdo… “Dreamer”

2 comentarios:

  1. Hijole, la verdad es ke Ozzy sin Sabbath ya no fue lo mismo, por creo que Tommy Iomi era pieza clave para ke Ozzy pudiera brillar

    ResponderEliminar
  2. En efecto, Ozzy yano fue lo mismo sin Sabbath, pero sin le época de solita de Ozzy no hubiéramos conocido a gente como Randy Rhoads, ese es su aporte como solista, ser como escuela de grandes guitarristas, gracias por tu aporte Manolo.

    ResponderEliminar